Cómo ampliar tu visibilidad con la traducción web y el SEO Internacional

SEO Internacional y Traducción Web

Cuando hablamos de mejora del posicionamiento web o de notoriedad de la marca, es probable que nos preguntemos cómo podemos lograr una visibilidad mayor en otros países. Aquí entra en juego una barrera bastante conocida: la barrera idiomática.

Una vez estemos ante este panorama tenemos dos opciones: o bien contratar servicios profesionales, como la traducción de páginas web en Ibidem Group, o hacer uso de nuestros propios conocimientos en idiomas.

Sin embargo, en este artículo me gustaría ir un paso más allá. No quedarnos en la mera traducción de la web, sino hacer que las versiones en diferentes idiomas puedan posicionar correctamente y que tengan un impacto verdaderamente positivo en Google o cualquier motor de búsqueda.

Aunque en la correcta optimización del SEO internacional toda precaución es poca, voy a pasar a numeraros cinco consejos fundamentales que debéis plantearos sí o sí en vuestra estrategia:

 

1. Subdominios o rutas jerarquizadas

En primer lugar analizaremos qué es un subdominio o una ruta/subcarpeta de una forma muy sencilla:

  • tudominio.com (subdominio)
  • com/es (ruta)

La diferencia, más allá de la estructura en la URL y su impacto tanto estético como organizativo, es que la ruta traspasa PageRank del dominio a la versión del idioma. Es decir, la transmisión de autoridad se realiza sin problemas de izquierda a derecha, como si hablásemos de categorías, etiquetas, entradas, fichas de producto…

Sin embargo, al trabajar subdominios, teóricamente partimos de cero y se considera una web independiente, sin autoridad previa. No obstante, subrayo el “teóricamente” porque conozco casos en los que sí que ha dotado de una fuerza mayor al subdominio y ha posicionado rápidamente, sin mucho esfuerzo, porque el dominio principal ya tenía cierta autoridad acumulada.

Aquí entraríamos en un tema bastante interesante para debatir, pero sostengo que un subdominio, aunque puede que no traspase autoridad directamente, sí que transmite PageRank desde la cabecera u otros enlaces que sí pertenecen al dominio del idioma.

Por ejemplo, si tenemos tudominio.com y aparte es.tudominio.com, es muy probable (y casi seguro) que desde tudominio.com le des al usuario la opción de ir a la versión traducida al español, es.tudominio.com.

Así que en ese caso ya estaría recibiendo un enlace potente desde el dominio principal y traspasaría fuerza.

 

2. Hreflang para cada idioma y país

Al igual que para imágenes muy importante el atributo ALT o Title para que puedan ser interpretadas eficazmente con HTML, en el caso de los idiomas o países ocurre un caso similar.

La etiqueta hreflang se utiliza para indicarle a Google qué URL está orientada a cada país o idioma. En el primer ejemplo, tenemos una URL para los hablantes de inglés (en) en Australia (au), primero idioma y después región. En el segundo, solamente indicamos idioma.

  • <link rel=”alternate” href=”http://dominio.com/en-au” hreflang=”en-au” />
  • <link rel=”alternate” href=”http://dominio.com/en” hreflang=”en” />

La parte que debemos de rel=”alternate” simplemente sirve para indicarle al robot que son páginas alternativas a la ya existente.

Algo importante que no debemos olvidar es que en esta etiqueta, en caso de poner solo un valor (en, por ejemplo), estaremos hablando del idioma, independientemente de la localización. Esto es algo que ya vimos en el ejemplo anterior.

 

3. Search Console subido de cada versión traducida

Una práctica recomendada para todos los webmasters es que suban su página web a Search Console, una herramienta de Google que permite analizar datos como posiciones, CTR, enlaces entrantes, entre muchos otros. Además, en caso de haber un problema grave técnico con tu web (o una penalización) se te avisará por este medio.

Hay un aspecto llamativo de esto en el SEO internacional, y es que si tienes una web con dominio.com, dominio.com/es, dominio.com/en, etc., tendrás que dar de alta todas las subcarpetas o subdominios equivalentes a cada idioma traducido.

Como segundo paso, existe una opción dedicada a la “Segmentación internacional”. Te recomiendo que allí especifiques el país al que va orientado cada versión.

 

4. Realizar un Keyword Research específico a cada país/idioma

Tenemos que tener en cuenta que, como es lógico, cada país es diferente, y eso va a repercutir en la forma en la que se busca información.

Dependerá mucho del sector que estemos abarcando, pero una palabra clave muy rentable en un país (refresco con sabor a cereza, por ejemplo) puede no ser muy buscada en otro. Por ello, debemos hacer una investigación de palabras clave segmentada por países. La cultura, el idioma… Todo influye a la hora de estructurar los contenidos de una página web.

De hecho, en ocasiones es mejor no realizar una traducción exacta del contenido y publicar textos personalizados según cada región. No obstante, vuelvo a repetir que depende del caso, porque puede ser que las palabras clave sí que sean igual de relevantes en un país u otro.

Simplemente acuérdate de realizar una comprobación de la magnitud de las palabras clave para cada idioma, y así saber si debes continuar con ellas o no en cada idioma.

 

5. Redirección equivalente en cada idioma y accesibilidad

Google deja bien claro en sus directrices dos cosas referentes a los enlaces que colocamos hacia los diferentes idiomas:

  • Todas las URLs de nuestra web deben tener un enlace o botón que enlace a su respectiva versión en otro idioma.
  • Ligado a lo anterior, no debemos olvidar que si estamos en es.dominio.com/tienda, debemos redirigir mediante ese enlace a su equivalente, por ejemplo, en.dominio.com/shop, no a otra página diferente (como podría ser la página de inicio, en.dominio.com).

Y hasta aquí los cinco consejos que considero imprescindibles para que tus textos traducidos no caigan en el olvido frente a Google. ¡Espero que os hayan sido de utilidad!

Emilio García

Blogger de Campamento Web y administrador de varios micronichos con los que realizo experimentos SEO. Peleo cada día por subir al podio de los resultados de búsqueda y ampliar mi conocimiento sobre el complejo algoritmo de Google.

3 comentarios

  1. Pablo Garrido   •  

    Muchas gracias por los consejos, sin duda muy útiles para amplificar la audiencia 🙂

  2. Mónica   •  

    Fantásticos trucos. Invertir en conseguir más clientes potenciales es de las mejores apuestas que se pueden hacer. Yo estoy llevando a cabo también la traducción de una web y me va a venir todo esto.

  3. Rubén   •  

    Hola Emilio,

    Buen post sobre el tema de idiomas, es la primera vez que me toca hacer personalmente los idiomas de un cliente y ha sido un dolor de muelas absoluto. No se me había ocurrido que se podía que subir a Search Console la versión en el nuevo idioma. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *