Cómo hacer una ficha de producto que venda

ficha de producto

Tienes un producto atractivo que crees que se puede vender como churros. Has cuidado el diseño hasta el último detalle sin dejar de lado que la web sea sencilla y fácil de usar por tus clientes.

Has definido un presupuesto SEO para trabajar la captación de tráfico orgánico pero también has tenido en cuenta la necesidad de invertir en publicidad online para atraer tus primeras visitas y comenzar a generar ventas.

Has ofrecido todas las condiciones de pago existentes para facilitar la compra, tienes unos gastos de envío más que interesantes y una política de devolución con buenas condiciones.

Has hecho un gran trabajo en el que has invertido mucho tiempo y no puedes esperar el momento para salir a vender en Internet.

Por ello, decides dejar subidos cuanto antes todos tus productos con las fotos y descripciones que te ha proporcionado el proveedor y…¡espera! ¿Qué has hecho qué?

Iba todo perfecto hasta que las prisas y las ganas por ver tu tienda funcionando te han jugado una mala pasada.

Este solo un ejemplo de tantos  errores que se pueden cometer a la hora de crear una tienda online.

Para que seas consciente de la importancia de mimar y limar cada uno de ellos, mira lo que este fallo puede provocar en tu ecommerce a pesar de todo el trabajo bien hecho anteriormente:

  • Producto: Por muy bueno que sea tu producto, debes saber trasmitirlo a tu cliente y con unos textos genéricos y muchas veces más centrados en tecnicismos quitas las ganas de comprar. Tienes que tocar la fibra sensible del consumidor y para eso debes trabajar el copywriting de tus fichas de producto.
  • Diseño: Un diseño atractivo y llamativo crea una buena impresión que puede retener al visitante en tu página y quiera saber más. Sin embargo, de nada sirve si al final ofreces lo mismo que otras 100 tiendas.
  • SEO: Piensa que esas descripciones de producto las ha pasado tu proveedor a ti y a otros muchos por lo que estás generando contenido duplicado que echará por tierra tu estrategia SEO.
  • Publicidad online: Esa inversión que tenías pensada va a caer en saco roto si al llegar a tu tienda el usuario no se enamora del producto.
  • Fotos: ¿De verdad son lo realmente buenas y tienen la calidad suficiente? Piensa que el cliente no puede tener el producto en sus manos, por lo que tiene que sentir que casi puede tocarlo.
  • Proceso de venta: De nada sirven tus diferentes formas de pago, gastos de envío y devoluciones. ¿Sabes por qué? Por que no añaden el producto a la cesta.

Fíjate todo lo que ha provocado descuidar un elemento de tu ficha de producto a pesar de la calidad del resto. Imagínate si metes en la pata en más de uno o el resto no están al nivel.

Crea tu ficha de producto irresistible en 12 pasos

Las prisas nunca son buenas compañeras y a la hora de montar un negocio online no son una excepción.

Es por eso que quiero enumerarte punto por punto los aspectos que debes cuidar hasta el mínimo detalle para hacer una ficha de producto que venda.

Estos puntos son válidos para cualquier tienda online pero además, deberás pensar en las características propias de tu sector para adaptar las fichas de producto a las necesidades de tus clientes potenciales.

¡Manos a la obra!

#1. Fotografía que casi puedes tocar

El principal problema de una tienda online es que el cliente no puede trastear el producto, verlo claramente y tenerlo en sus manos.

Es por ello que una fotografía de calidad no es negociable en una buena ficha de producto.

Realiza fotos de calidad que puedan ser fácilmente ampliables para ver con todo lujo de detalle el producto y además desde todos los ángulos posibles.

Pero además, no te limites a mostrar simplemente el producto, ponlo en contexto.

Imagina que vendes quesos, está bien mostrar el producto con su envase tal y como lo va a recibir el cliente, pero ahora imagina que también ves una foto del queso cortado sobre una tabla de madera y acompañado de un vino tinto ¿apetecible verdad?

Y si además apuestas por la fotografía en tu ecommerce deberías plantearte la opción de fotos 3D en la que el usuario puede ver el producto a la perfección en tres dimensiones.

#2. Textos que te incitan a comprar

Fuera los textos aburridos y técnicos que te proporciona el proveedor, ya que además puedes ser penalizado por contenido duplicado.

Piensa en tu potencial cliente:

  • Qué es lo que le preocupa
  • Qué necesita
  • Qué busca solucionar comprando tu producto
  • Cómo quiere sentirse con él
  • Qué beneficios obtiene

Si respondes a todas estas preguntas a través de tus textos conseguirás conectar de forma mucho más efectiva con el comprador, sintiendo la necesidad de hacerse con el producto.

#3. Opiniones, la prueba social

¿Cuántas veces has preguntado a un amigo o conocido por un producto que sabes que tiene o ha probado y estás pensando en comprarlo?

De hecho, muchas ventas online se producen por recomendaciones de conocidos que han comprado dicho producto en una tienda online.

Sin embargo, no siempre se tiene a alguien que pueda ofrecerte su valoración personal, por lo que las opiniones de otros usuarios son la prueba social que el cliente necesita.

Ver que otros usuarios ya han comprado el producto y han dejado una valoración positiva da tranquilidad y confianza.

Incentiva que tus compradores dejen una opinión del producto con descuentos o promociones exclusivas (si confías en tu producto claro).

Sobra decir que mucho cuidado con inventarte estas opiniones ya que las consecuencias pueden ser devastadoras.

#4. Ojos directos a la llamada a la acción

Me sorprende entrar en algunas tiendas y que me cueste encontrar de un vistazo rápido dónde está el botón de comprar.

No es simplemente color un botón de color llamativo o más grande, que lógicamente influye, sino también de realizar test A/B que te ayuden a determinar que combinación funciona mejor.

Sin embargo, ten en cuenta que más que un color o su tamaño también influye la posición del mismo, aquí los mapas de calor pueden ser un gran aliado.

Puedes leer: “En busca del call to action perfecto

Por último, no te olvides de trabajar el copy ya que el texto también debe incentivar al usuario a comprar el producto.

#5. Contenido multimedia para conocer el producto

Ya hemos hablado de la importancia de la fotografía del producto pero…¿por qué quedarte ahí?

El vídeo es otro elemento con un gran potencial para ayudar al usuario a decidirse a comprar el producto ya que resulta mucho más visual y esclarecedor.

Puedes leer: “4 ventajas del vídeo marketing para tu negocio

Puedes mostrar el uso del producto, verlo en funcionamiento o incluso si es algo técnico o que requiere montaje, realizar un tutorial.

Muchos usuarios pueden preguntarse si serán capaces de montar o utilizar algo, con un vídeo puedes enseñarles y hacer que ese miedo desaparezca.

#6.¿Qué producto me interesa más?

Es normal que un usuario dude entre adquirir un modelo u otro de determinado producto, tendiendo a la comparación entre sus características y el precio.

¿Por qué no se lo pones fácil? Permite la opción de comparar entre distintos productos de tu tienda para que en una sola pantalla el usuario pueda valorar 2 o más productos frente a frente.

Si no lo haces, seguramente vaya a preguntar a otro sitio y tal vez no vuelva a tu tienda.

#7. La información adicional puede marcar la diferencia

Más allá de un texto descriptivo y persuasivo piensa en toda la información adicional que un usuario puede necesitar sobre tu producto para tomar una decisión

Por ejemplo, es fácil ver como muchas tiendas de ropa online ofrecen una guía de tallas ante la imposibilidad de probarse una prenda.

Determina esa información valiosa que puedes facilitarle a tu usuario con la que resolverá todas sus dudas sin salir de tu ficha de producto.

#8. Utiliza el stock para generar urgencia

En muchas tiendas la cantidad de stock disponible no es un dato visible. Cuando no queda más cantidad de un producto, simplemente indican sin stock.

Ahora imagina que estás pensando en si comprar un producto o no, llegas a una tienda y está disponible. Perfectamente puedes seguir pensándolo.

Sin embargo, si ves un aviso de que solo quedan 2 unidades seguramente tendrás un incentivo a comprarlo en ese momento por miedo a que cuando te decidas ya no quede stock.

#9. Venta cruzada para aumentar la cesta media

La venta cruzada es una de las mejores estrategias para conseguir que un usuario acabe comprando más de un producto.

Se trata de ofrecer otros productos o accesorios complementarios o que funcionan a la perfección junto con el producto que el usuario está pensando en comprar.

Por ejemplo, es fácil que quien se compra un móvil pueda buscar también una funda o quien compra una cámara necesite tarjetas de memoria o un trípode.

Muestra productos complementarios para aumentar el número de productos vendidos pero también para que el usuario vea que sin salir de tu tienda, tiene todo lo que necesita.

#10. Utiliza palabras clave más allá del SEO

Lógicamente si estás pensando en una estrategia de posicionamiento web un estudio de palabras clave es uno de los primeros pasos que vas a dar.

Sin embargo, aunque de momento no estés pensando en posicionarte, realizar un keyword research y utilizar los términos con más búsquedas en tus fichas de producto es una buena idea.

¿El motivo? Puedes descubrir formas en la que los usuarios se refieren a tu producto y que no habías pensado y esto hace que cuando lean tu ficha de producto les resulte mucho más familiar.

Si tu piensas que un producto en concreto se llama de una manera y llegas a una tienda que lo menciona de forma distinta, se produce un momento de confusión o incluso rechazo que distrae al cliente.

Por lo tanto, aunque no sea pensando en el SEO, estudia que cómo tus clientes llaman a tus productos y utiliza estos términos en tus títulos y descripciones.

#11. Atención al cliente como valor diferencial

En una tienda física siempre puedes acudir a un dependiente o encargado para que solucione tus dudas o problemas.

Esta facilidad no está disponible en una tienda online por lo que debes facilitar todas las opciones de contacto posibles para que el usuario pueda resolver sus cuestiones sin grandes complicaciones.

Muestra claramente en tu ficha de producto un teléfono de atención al cliente, posibilidades de contacto adicionales como el correo electrónico, WhatsApp o instala un chat de asistencia que permita una comunicación rápida y fluida.

Si un usuario consigue resolver sus dudas al momento mientras permanece en tu tienda, será mucho más sencillo cerrar la venta.

Estas opciones no solo deben estar visibles en la página de inicio, sino también el momento más delicado, cuando un usuario piensa en comprar un determinado producto.

#12. ¿Cuál es tu propuesta de valor?

Relacionado con el punto anterior, es fácil que un cliente haga caso omiso a la información que ofreces en tu página de inicio o que directamente llegue a una ficha de producto.

Desde este punto de tu tienda, también debe ser capaz de consultar fácilmente cuáles son los gastos de envío, plazos de entrega o la política de devolución.

Al mismo tiempo, destaca aquellas cualidades por las cuales debería comprarte a ti y no a la competencia.

  • ¿Eres un producto artesanal?
  • ¿Ser de fabricación nacional es un valor?
  • ¿Tu garantía es superior a la del resto?

No caigas en cualidades que podría decir cualquier tienda online y céntrate en aquellos que realmente te diferencian o que aportan un valor claro.

Que tu ficha de producto no sea el problema

Ya has visto que montar una tienda online no es cuestión de 2 días y eso que solo he definido elementos imprescindibles para hacer que una ficha de producto venda.

Por lo tanto, ten calma y no pases por alto todos estos detalles antes de que tu ecommerce vea la luz. La espera valdrá la pena.

Si te ha gustado el artículo o tienes un ecommerce y quieres seguir mejorando y optimizándolo no te pierdas todos nuestros consejos y trucos para mejorar tu tienda online y aumentar tus ventas online.

Carlos Herrero

Co-fundador y digital manager de la agencia de marketing y publicidad República Coconut. Por la mañana me tomo un café y luego hago cosas.

6 comentarios

  1. Joaquín   •  

    Buenas Carlos,
    muy buen artículo. Me dedico a crear tiendas online y páginas web y me encuentro con muchos clientes que piensan que montar una tienda online es subir 2000 descripciones de productos copiadas de un proveedor y esperar a hacerse rico. Me toca bajarles de la nube.

  2. Xavier Paz   •  

    Carlos, muy buen artículo. Pero una cosa me sorprende, hablas de poner fotos 3D – ¿te refieres a fotografías de 360º, o realmente quieres decir fotografías de 3D? ¿Cómo se ven en una pantalla de ordenador o un móvil?

    • Carlos Herrero   •     Author

      Hola Xavier.

      Sí, me refería a 360º, la verdad es que ahora lo leo y no entiendo por qué puse 3D jeje

      Un saludo

  3. Pingback: 5 ideas para mejorar la optimización SEO de tu eCommerce

  4. Pingback: Cómo hacer del call to action un fenómeno de ventas en tu web

  5. Pingback: Periodismo digital: fichas de producto infalibles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *