10 hábitos que te convertirán en un Growth Hacker

Cómo convertirse en Growth Hacker

¿Quieres convertirte en un verdadero Growth Hacker? Estás en el lugar indicado porque hoy en No sin mis cookies contamos con un profesional en la materia como es Val de Growth Hacking Labs, donde explica técnicas growth hacking de éxito llevadas a cabo por startups como Twitter, Airbnb o Facebook. ¿Interesante verdad? Pues vamos a ello.

1# Lleva al día una Hoja Excel con tus experimentos

Tabla de trabajo semanal para un growth hacker

Este sencillo hábito no lo he puesto el primero por casualidad. Tu forma de trabajar cambiará con solo llevar al día una Excel de 5 columnas. Antes de poner en práctica una táctica o una nueva estrategia, abre la Excel y anota los siguientes datos:

  • Fecha: 20/10/2014
  • Hipótesis: Mi nuevo eBook de 69 growth hacks me ayudará a conseguir 500 suscriptores en un mes
  • Experimento: Preparar un completo eBook con 69 útiles tácticas de growth hacking. Darlo a conocer con post como invitado en el blog de Vilma Núñez y en No sin mis cookies. Publicarlo en la Publiteca.
  • Resultados. 600 nuevos suscriptores un mes después. Objetivo conseguido al 120%.
  • Conclusiones. La combinación eBook de calidad con post como invitado en blogs relacionados con el marketing digital ha dado muy buenos resultados.

Yo hago esto sistemáticamente y me ayuda a mantener una objetividad sobre lo que hago. Si funciona, exprimo esa táctica, si no, la dejo de hacer.

Antes de llevar a cabo el experimento, asegúrate de que eres capaz de medir las métricas clave. Por ejemplo, si no puedes distinguir los suscriptores que consigues mediante tu blog de los que te vienen por la promoción del eBook en otros blogs o páginas, no podrás saber si el experimento ha tenido éxito y todo lo demás habrá servido de poco.

2# Revisa y actualiza tus métricas clave todos los viernes

Las métricas son la medida de tu éxito como growth hacker. Pero eso no significa que debas entrar todos los días a consultar tus herramientas de analítica, de hecho, no te lo recomiendo. La obsesión con las métricas puede ser un problema, y si haces un seguimiento diario, puedes sacar conclusiones erróneas.

Hay excepciones, si acabas de lanzar una landing page y prevés mucho tráfico, es bueno que durante los 2 primeros días hagas un seguimiento de las métricas por si detectas tasas de conversión extrañamente bajas.

Una sola métrica debe dirigir tus esfuerzos. En mi caso, en Growth Hacking Labs, esa métrica es el incremento % de lectores fieles del blog. Ni suscriptores, ni visitas, ni tasas de conversión, para lo importante es el crecimiento del número de lectores que se enganchan a mi blog. Esto es así, porque he visto que son estos los que comparten mis contenidos, me recomiendan, comentan, en definitiva, los que le dan vida al blog.

Por supuesto que tengo otras métricas útiles como el incremento % de suscriptores, o los ingresos que obtengo a partir de formación o consultoría que me surge gracias al blog.

Estas métricas clave son las que te dicen si el barco va en el rumbo deseado, pero ¿qué pasa si no es así? Ahora es cuando debes ponerte a bucear por los informes del Google Analytics, revisar tus mapas de calor o revisar las tasas de conversión de tus landing pages. Es decir, el resto de informes y métricas te van a dar información extra que te ayudará a entender por qué el rumbo no es el que quieres. A menudo tampoco será suficiente con esas métricas y tendrás que hablar con tus clientes para comprender lo qué está pasando.

3# Reserva 2 horas semanales para leer a los mejores

Los mejores profesionales del growth hacking

Como growth hacker debes estudiar. Yo dedico al menos una hora diaria en estar informado de todo lo que me interesa: UX, SEO, marketing de contenidos, e-mail marketing, desarrollo de producto, diseño, analítica, modelos de negocio, etc.

Mis fuentes principales  son libros y blogs americanos, y unos pocos españoles. Si te manejas con el inglés, te recomiendo seguir a unos pocos cracks:

4# Ten en tu mesilla El Pensamiento Lateral

Hay muchísima información en internet, docenas de tácticas documentadas que han probado en otras startups, pero al final, un growth hacker tiene que traspasar los límites y probar cosas nuevas. En primer lugar, porque mola más, hacer lo que otros hacen está bien, pero cuando inventas una nueva táctica, encuentras un atajo o usas una plataforma que acaba de salir y obtienes resultados, es lo máximo.

Sin embargo, la razón de peso para innovar es otra, un canal o táctica cuanto más se usa más saturado está y peor funciona. Por ejemplo, hace unos años, Twitter era una forma de conseguir visibilidad fácilmente. Eramos pocos y la gente leía su timeline, sí, ¡en serio!.

Actualmente para que un número decente de seguidores haga clic en tus contenidos y los retuitee, necesitas decenas de miles de seguidores.

Te animo a que de vez en cuando pruebes plataformas o herramientas que prometen pero que todavía no estén siendo muy usadas, a menudo no conseguirás resultados, pero si lo haces, tendrás una ventaja sobre los demás.

Y dirás, ¿y el título de la sección a qué viene? El Pensamiento Lateral es un libro de Edward de Bono que me cambió la vida. Al leerlo me di cuenta que la creatividad era algo que podía trabajarse y mejorarse día a día y que hay técnicas que te ayudan a pensar de forma creativa. Como growth hacker debes trabajar tu creatividad y este libro te ayudará.

5# Prueba una nueva herramienta todos los lunes

Prueba herramientas para ser mejor growth hacker

Un growth hacker sin herramientas es como un capitán sin barco, puede saber mucho de navegación pero no va a poder navegar. No hace falta saber programación, pero sí que debes conocer qué herramientas de growth hacking hay en el mercado y qué te ofrecen para que  puedas tirar de ellas cuando las necesites. Todas las semanas coge como costumbre darte de alta una cuenta gratuita de una herramienta y probarla. Por ejemplo, puedes empezar por Instapage, Intercom.io o por cualquier de las 32 herramientas de mi Guía de Herramientas para Growth Hackers.

¿Y por qué los lunes? Pues porque no suele haber muchas ganas de trabajar y probar una nueva herramienta es una forma divertida de ir calentando motores 😉

6# Salte del camino trazado

Está bien copiar a los maestros, yo mismo he imitado a Noah Kagan y Neil Patel muchas veces, pero solo imitando serás bueno pero no el mejor. Acostúmbrate a arriesgar y al menos una vez por semana haz algo que se salga de lo normal, puede funcionar o no, pero aprenderás.

Por ejemplo, yo esta semana he probado a hacer una entrevista a un growth hacker en mi blog. Hasta ahora solo había hecho contenidos escritos, pero pensé que tenía que probarlo, ¿y si los vídeos me funcionan mejor que los artículos escritos?

7# Diseña

Usabilidad, diseño y experiencia de usuario deben estar en el vocabulario habitual de un growth hacker. Yo no soy diseñador, pero con Canva me apaño y hago las imágenes para los post de mi blog y para lo que se tercie. Para cosas más complejas uso un editor gratuito llamado GIMP.

No hace falta un profesional para cada pequeña cosa que necesites hacer. Recuerda, hay herramientas para todo y es bueno tener unos conocimientos básicos de todas aquellas cosas que tengas que hacer con asiduidad. Luego, si necesitas contratar a un diseñador, tendrás un mínimo de criterio de lo que cuesta hacerlo.

Te recomiendo que todas las semanas hagas alguna cosita de diseño, aunque sea sencilla, ya verás como vas cogiéndole el punto.

8# Prueba un nuevo canal de tracción

Toda startup se enfrenta al momento en el que el producto está listo y hay que darlo a conocer. ¿Qué hacemos la mayoría? Usar los canales de crecimiento que conocemos y con los que nos sentimos más cómodos. A priori es lo más correcto, pero ¿qué pasa si esos canales no funcionan en esa empresa?

Coge el hábito de probar nuevos canales de tracción. Si eres experto en SEO y marketing de contenidos, céntrate en ellos, pero de vez en cuando, haz una prueba y haz remarketing, o ve a un evento a dar una conferencia. En el libro Traction se identifican hasta 19 canales de tracción, así que si dos o tres no te funcionan, no te preocupes que hay más para probar.

9# Pregúntate cómo podrías crecer todavía más

Una de las cosas que diferencia al growth hacker auténtico del resto, es que tiene el hábito de preguntarse ¿cómo puedo crecer más? Normalmente cuando nuestra empresa va medianamente bien, la mayoría están satisfechos y piensan que están haciendo las cosas bien. Lo que no se dan cuenta es que probablemente lo podrían estar haciendo mucho mejor.

Pon un día al mes en tu calendario y dedica 1 hora con tu equipo a hacer un brain storming para obtener ideas de cómo podríais crecer más.

10# Mide los incrementos, no los valores absolutos

Si te digo que mi aplicación online tiene 100.000 usuarios ¿qué te parece? Genial, ¿no? ¿Y si ahora te digo que hace 3 meses teníamos 110.000? Los valores absolutos no son una buena medida de si estamos haciendo bien las cosas, lo que cuentan son las tendencias.

Si tienes una pequeña startup con 100 usuarios y en una semana ganas 50 usuarios, eso son muy buenas noticias, un 50% de crecimiento. Si mantienes ese 50% de crecimiento semanal, en pocas semanas te comprará Google 😉

En serio, elige métricas útiles, no métricas vanidosas. Destierra de una vez la frase “esta semana hemos tenido 5.000 visitas” porque sinceramente a nadie le importa.

Conclusiones

Nadie se hace un growth hacker de la noche a la mañana, pero tú te puedes convertir en growth hacker porque es una cuestión de mentalidad, hábitos y trabajo. Así que ¡a trabajar!

Si te ha gustado este artículo y quieres saber más sobre growth hacking y sobre cómo convertirte en growth hacker, pásate por mi blog.

Val Muñoz

Emprendedor y Growth Hacker. Responsable de startups en Sonar Ventures. Profesor de Usabilidad y experiencia de usuario en La Salle.

4 comentarios

  1. Pingback: Aquí os dejamos las LECTURAS RECOMENDADAS para la próxima semana | Tendencias e Innovación OBS

  2. Originalbaño   •  

    Genial post. Me ha dado algunas ideas para seguir trabajando por mi nuevo proyecto puesto en marcha

    • Val   •  

      Me alegro de que te haya gustado! Mucho ánimo con tu proyecto 🙂

  3. Muchas gracias por el post. Lo que veo es que medir cada paso que das es lo más importante para así saber si estamos haciendo lo correcto y si está teniendo la repercusión que queremos. Hay que informarse, conocer y probar las técnicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *