8 aspectos que debes tener en cuenta antes de contratar un hosting

En el mundo del marketing todos sabemos la importancia que tiene contratar un hosting de calidad. Pero te sorprendería ver lo poco que se valora o se analiza este aspecto en el mundo empresarial en general.

Conozco mucha gente que no sabe ni dónde está alojada su web, que no sabe cuáles son las prestaciones de su hosting y que, por supuesto, no tiene ni idea de lo que esto puede influir en su negocio.

No importa si eres una empresa local, una agencia online o un freelance: tu hosting definirá el comportamiento de tu web.

Si el proveedor de hosting es malo, tu web irá mal. Y por lo tanto perderás visitas y opciones de nuevos clientes. No creo que haga falta decir qué es lo que pasa si el hosting es bueno, ¿verdad?

Vale, ahora te he concienciado bien de que tienes que pensártelo antes de contratar cualquier hosting. Pero estoy seguro de que ahora te ronda una pregunta por la cabeza:

¿Y en qué me tengo que fijar para saber si un hosting es bueno o no?

No te preocupes. Esa pregunta es la que voy a resolverte hoy.

No soy un experto informático ni un administrador de sistemas, pero he sufrido algunos problemas con diferentes proveedores y he visto a clientes sufrir verdaderas barbaridades.

Así que vamos allá. Veamos el checklist que tienes que revisar antes de poner los datos de tu tarjeta a disposición del primer proveedor que pase por delante.

1. Soporte

Lo primero y lo más importante. Salvo que seas un programador experto o tengas conocimientos avanzados, vas a necesitar que el soporte de tu proveedor de hosting esté ahí en los peores momentos.

Tu web se va a caer. Te van a atacar. Vas a tener problemas aunque tengas 50 visitas al día. Eso lo sé yo y lo tienes que saber tú.

Si en ese momento tienes un hosting que responde a los tickets, con un chat 24/7 y atención telefónica directa no hay problema. Te arreglarán casi todo en cuestión de minutos.

Si tienes un hosting que te dice “eso no podemos arreglarlo” o que deja tu ticket apartado con otros cien más, tu web va a estar más tiempo caída que funcionando.

Huye de cualquier hosting que no responda en un corto plazo de tiempo, que no tenga soporte 24/7 y que no te ayude ante cualquier problema común.

2. Rapidez de los servidores

La diferencia de prestaciones entre un proveedor y otro puede marcar la diferencia. Esa diferencia pueden ser 2 segundos más de carga en el tráfico móvil y miles de visitas perdidas al mes, por ejemplo.

Pide una prueba de unos días en los hostings que quieras contratar o mira tests que hayan hecho otros bloggers y páginas de referencia antes de contratar nada.

Si no te permiten probar el hosting o no hay nada de ellos por Internet, mala señal.

3. Precio

Sé consciente de las necesidades de tu proyecto y de las limitaciones de tu presupuesto.

Si tienes un blog con poco tráfico, tampoco necesitas un hosting con prestaciones bestiales. Pero si tienes un e-commerce con miles de visitas al día, prepárate para rascarte el bolsillo.

Compara los precios y las prestaciones de los diferentes proveedores y quédate con aquel que más te convenza. Los hostings suelen tener precios bastante asequibles, solo que el hecho de pagarlos anualmente a veces nos da una sensación equivocada.

No contrates algo inferior por ahorrarte 1-2 € al mes.

4. Opiniones de clientes

La búsqueda “opiniones de nombre del hosting” debería ser obligatoria antes de contratar nada. Cuando la hagas podrás encontrarte varios tipos de resultados:

  1. Ningún resultado: mala señal. Si no hay opiniones, yo elegiría la opción de huir por donde he venido.
  2. Reseñas de afiliados: todos los hostings tienen afiliados que los defienden a muerte y se llevan un porcentaje de las ventas. Aunque creas que solo lo hacen por el dinero, normalmente si están bien posicionados y tienen un proyecto serio no van a trabajar con cualquiera ni te recomendarán lo primero que vean.
  3. Artículos comparativos: las comparaciones entre hostings son buenos artículos para aclararte entre diferentes proveedores similares.

La regla es sencilla: lee todo lo que puedas y elige. Y si no hay nada que leer, busca otra opción.

5. Panel de control

Lo he dicho antes: no tienes que ser programador ni administrador de sistemas para gestionar lo básico de tu hosting.

Si para gestionar eso tienes que estar horas, mal vamos. El panel del hosting debe ser sencillo de usar incluso para alguien que no tiene ni idea.

Además tendría que haber tutoriales y un centro de ayuda para resolver dudas corrientes. Si no hay nada de esto, ya sabes qué es lo que te voy a decir que hagas: ¡huye!

6. Escalabilidad

No contrates un hosting que no te vaya a permitir crecer. Salvo que tengas un blog personal con 0 ambición y que no quieras que te lea nadie más fuera del círculo family and friends, te equivocarás.

Analiza el plan que vas a contratar y los superiores a este. Y ten cuidado porque muchos hostings te cazan con el plan típico de 1 € y las prestaciones limitadas para, en cuanto necesitas algo más, endosarte un plan carísimo por prestaciones básicas.

¿Te comprarías una casa de una habitación si sabes que vas a tener hijos? No. Entonces no contrates un hosting pequeño si sabes que tu proyecto va a crecer tarde o temprano.

7. Protección ante ataques DoS y DDoS

Los ataques de denegación de servicios “DoS” (del inglés Denial of Service) o “DDoS” (de Distributed Denial of Service) son ataques destinados a “tirar” tu página web y que sea inaccesible.

Buscan conseguir la saturación de los recursos del servidor donde estás alojado, o de la transferencia de datos que hayas contratado, para que tu página deje de estar disponible.

Y son más comunes de lo que parece, sobre todo si tienes una web medianamente conocida.

Busca un hosting con capacidad para soportar estos ataques y que tenga personal formado para luchar contra ellos. Dependiendo del nivel del ataque puede que sea imposible resistirlo, pero debe haber alguien tras el soporte listo para reactivar tu web lo antes posible.

8. CMS preinstalado y actualizado

Hoy en día todos los hostings deberían de venir con la opción de tener un CMS (WordPress, Joomla, …) preinstalado y actualizado a su última versión. Ya suena hasta antiguo decir que tienes que subir WordPress por el FTP.

El proveedor te tiene que poner las cosas fáciles y permitir que en poco tiempo puedas estar trasteando con tu web. Si no tiene esta opción y tienes que perder el tiempo tú instalando WordPress o algún otro CMS, mal vamos.

Y no solo tiene que estar preinstalado, sino que debe estar actualizado. WordPress es un sistema muy vulnerable si está desactualizado y no se puede permitir un error de ese tipo.

¿Qué hosting supera este checklist?

Sé que tú (y yo, para que nos vamos a engañar) no tienes ganas de revisar todos estos puntos y buscar un hosting durante días/semanas. Como he repetido varias veces, salvo que seas programador o sysadmin, no te interesará mucho.

Y por eso llega la pregunta obligada: ¿qué hosting supera todo este checklist y merece la pena contratar?

Pues muchos. Hay que admitir que en el mercado hay mucha diversidad y opciones buenas, tanto extranjeras como nacionales.

Yo te puedo decir cuál es el que yo y No sin mis cookies usamos: Raiola Networks. Y te aseguro que somos bastante quejicas y exigentes como para contratar cualquier cosa 🙂

Si no te quieres marear y buscas contratar el que (al menos para mí) es el mejor hosting español, tengo una buena noticia: hasta el 14 de febrero puedes contratarlo con un 50% de descuento.

Solo tienes que hacer clic sobre la imagen para acceder a ese descuento.

Promoción servidor 50% descuento

En MegaSumo, la plataforma de ofertas especiales para bloggers y emprendedores, los hemos convencido para que pongan esta oferta y dejen que puedas probarlos a un precio casi sin competencia.

Si quieres un hosting que supere todo este checklist y encima ahorrarte la mitad del precio, ya sabes lo que tienes que hacer: ¡a MegaSumo!

¿Me he dejado algo?

¿Crees que he me he dejado algo en este checklist? Seguro que sí. Pero bueno, ¿para eso crearon la zona de comentarios en WordPress no?

Te espero ahí 😉

Javier Pastor

Asesor de marca personal, copywriter y blogger en Recetas de Personal Branding. Mi objetivo es conseguir que a través de las palabras te diferencies del resto para sobresalir entre la multitud. Y si crees que tú no puedes hacerlo, te invito a entrar en mi peculiar cocina y ver unas recetas que te harán cambiar de opinión.

4 comentarios

  1. Juan Pablo   •  

    Resulta irónico que no hayan mencionado la ubicación geográfica dada la relevancia de ese aspecto.

    Saludos.

  2. Pingback: 8 claves para elegir el mejor hosting | Web Hos...

  3. Nico   •  

    Ya es común ver a bloggers promocionarse jeje

  4. Martín   •  

    Excelente artículo, muy bueno!.

    Si se me permite un comentario para colaborar con la comunidad. Yo uso a la gente de medios.com.ar, la verdad no me han dado problemas nunca y cada tanto bajan sus precios (eso no entiendo como le hacen), cumplen con todos los ítems de este artículo, pero estamos hablando de un mercado local (soy de Argentina) y no usan WordPress. Al principio me pareció raro que no tengan wordpress pero ahora me parece hasta más sencillo (tienen un cms propio).

    Bueno, espero sea útil el aporte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *