3 herramientas de Growth Hacking para hacer crecer tu negocio

Técnicas para ser un buen Growth Hacking

Cada vez más palabras en inglés se unen al vocabulario que utilizamos en nuestro día a día, sobre todo en el mundo startup o del marketing online. Un claro ejemplo es este término de Growth Hacking, que desde hace unas semanas no para de sonar en blogs hispanos, pero que ya era conocido desde hace meses en Silicon Valley.

¿Qué es Growth Hacking?

Para quien no conozca este término usaremos la Wikipedia para ver una pequeña definición:

Es una técnica de marketing desarrollada especialmente para las startups que utiliza la creatividad, el pensamiento analítico y las métricas sociales para vender productos, generar exposición de la empresa y ganar clientes.Wikipedia

Es tal la importancia de esta técnica que uno de los puestos más demandados en internet en la actualidad es el de Growth Hacker.

Para dejar más claro lo que significa este término antes de meternos en herramientas para conseguir lanzar nuestros proyectos, veremos el objeto de todo Growth Hacker:

  • Conseguir aumentar el número de usuarios de la startup/website/proyecto
  • Conseguir que el usuario sea activo y realice interacciones con la marca
  • Conseguir que el usuario vuelva al sitio periódicamente
  • Conseguir monetizar a los usuarios
  • Conseguir que los clientes hablen bien de tu sitio (se fidelicen)

Con todo esto lo que se consigue es que nuestro proyecto logre un crecimiento exponencial. Esto sólo se puede obtener por medio de campañas de marketing online con un precio muy elevado o con la figura de este Growth Hacker. No es sencillo, por ello es complicado encontrar un perfil así y son tan demandados en el mundo startup donde hay grandes sumas disponibles para gastar en publicidad.

Por cierto, me viene a la mente que Carlos Bravo los definió en español como creario. Que me perdone Carlos pero si quiero posicionar esto en Google o en Mktfan con creario tendré pocas opciones, pero bueno es saber que hay una opción para llamar a este puesto en castellano.

Herramientas de Growth Hacking

Hay una serie de herramientas que se han hecho famosas en torno a la figura de esta profesión. No obstante las podemos utilizar para apoyar nuestras estrategias de marketing online, sea cual sea nuestro puesto.

La principal herramienta de un Growth Hacker es la creatividad. Si consigues hacer un contenido viral tu proyecto conseguirá, seguro, una gran cantidad de usuarios. Pero esto no siempre es fácil, y aparte de obtener visitas es importante monetizarlas.

Por suerte, hay una serie de herramientas que nos van a permitir conseguir esto o por lo menos ponérnoslo más fácil. Repito que no hay que ser un experto en Growth Hacking ni tener una startup en Silicon Valley para poder utilizar estas herramientas. Nos pueden ser de utilidad para nuestro pequeño proyecto en internet, tienda online o web de la pescadería de un vecino.

Adroll

Adroll

La primera herramienta que vamos a ver ha tenido un gran éxito en Estados Unidos y cada vez más gente la utiliza en todo el mundo. Se basa en la técnica del remarketing para conseguir aumentar los clientes de forma exponencial. Según los propios autores de esta aplicación web, de media se obtiene 10$ de beneficio por cada dólar invertido.

Su funcionamiento es sencillo, nos creamos una campaña con unas imágenes y unos textos y ellos nos dan de alta en la publicidad de Facebook, Google, Yahoo, etc. De tal forma que cuando un cliente visite nuestra página pero no compre, automáticamente le va a aparecer nuestra publicidad en los siguientes portales por donde navegue.

Dentro de la aplicación web se puede configurar para que sólo haga el remarketing a un determinado conjunto de las visitas sesgadas por edad, ciudad, etc. Esto hará que la publicidad sea realmente efectiva y finalmente se hagan más compras. Hay dos semanas de prueba gratuita en las que podremos ver si de verdad merece la pena esta herramienta para nuestro proyecto o no.

PROBAR ADROLL

Optimizely

optimizely

Todo Growth Hacker busca maximizar la rentabilidad de cada uno de los clientes que llegan a nuestra web. Esto no se consigue de otra forma que aumentando la conversión. Si eres experto en comercio electrónico y usabilidad web ya sabrás que hay pequeños detalles de las tiendas como el color de los botones, la posición de las imágenes o el nombre de los menús que pueden reducir o aumentar el porcentaje de conversiones de una web.

Optimizely nos permitirá probar las distintas combinaciones de colores, botones, formas, posiciones, etc. de todos los elementos de nuestra web. Esta herramienta es muy utilizada entre los Growth Hacker y profesionales del marketing online en general para hacer los test A/B y ver con qué formato de web se consiguen una mayor tasa de conversión. Esta aplicación web nos facilita mucho la vida a la hora de hacer estos test pues puedes ir modificando la web directamente desde la propia aplicación y al final te genera un código (sólo en la versión de pago) para instalarlo en tu servidor y comenzar con las pruebas. La versión gratuita nos permite trabajar con la web para ver las distintas combinaciones.

PROBAR OPTIMIZELY

trak.io

trak.io

Una buena estrategia de Growth Hacking lleva consigo una tarea de medición que esta web nos lo va a facilitar considerablemente. Con trak.io sabremos exactamente qué es lo que han hecho los usuarios de nuestra web. La web nos genera un panel para cada uno de nuestros usuarios y en este panel nos indica si han abierto los correos, si han comprado, si ha visto el precio, etc.

Con estos datos podemos trabajar para aplicar los puntos antes expuestos de todo proceso Growth Hacking que se precie. Si vemos que han visitado la web pero todavía no han comprado se lo podemos recordar, si han comprado pero no han vuelto también podemos enviarle un mail, etc. Las posibilidades con esta web son máximas y nos permitirán saber todo acerca de nuestros clientes.

PROBAR TRAK.IO

¿Qué más tengo que saber para ser un buen Growth Hacker?

Estas herramientas son sólo la punta del iceberg de esta nueva profesión que está suponiendo un boom como el que supuso la figura del SEO o del Social Media Expert hace ya algunos años. Pero conocer el uso de estas herramientas no te hace un experto en Growth Hacking (por mucho que lo pongas en tu perfil de Twitter). Un Growth Hacker es una persona capaz de crear contenido que se viraliza en internet, que sabe programar, que domina el inglés y que, sobre todo, logra que las empresas consigan crecimientos exponenciales a pesar de no tener grandes presupuestos.

Al contrario de otras profesiones relacionadas con internet, el Growth Hacking es más fácil de medir. Por mucho que pongas en tus redes sociales o en tu curriculum que desarrollas esta profesión, si a la hora de la verdad no consigues el crecimiento esperado, poco éxito tendrás. Ahora bien, no ser un Growth Hacker no significa que no puedes exprimir al máximo estas herramientas y las técnicas utilizadas en Growth Hacking para tus proyectos en internet o tu empresa, seguro que se nota en el crecimiento de la misma a pesar de no tener un gran presupuesto.

Si te ha parecido interesante este artículo te agradecería que compartieras en redes sociales a través de los botones que hay a continuación. Prueba de que yo no soy un Growth Hacker es que te lo tengo que pedir y no logro que automáticamente pulses en compartir 🙂

Juan Uceda

Co-fundador de Communityme. A veces Project Manager, a veces Marketing Online, a veces SEO, a veces CTO... pero siempre emprendedor. Me puedes encontrar en Google+. Si lo prefieres podemos hablar en Twitter.

11 comentarios

  1. Pingback: Growth Hacking: Herramientas y definició...

  2. Pingback: Cookie Box: Navidad en redes sociales

  3. Pingback: Remarketing en Adwords paso a paso

  4. Ivan Kreimer   •  

    Muy interesante el artículo. Sería interesante ver como se podrían usar esas 3 herramientas todas juntas para realmente “hackear” el crecimiento de un emprendimiento.
    De todas formas, quisiera hacer una corrección. Creo que poner al “Growth Hacker” en una posición de aquel (o aquella) que hace crecer un emprendimiento, website o proyecto, es demasiado. En mi opinión, aquel que hace crecer una página web es un SEO, o en su defecto, un experto en marketing digital. En cambio, si hablamos de alguien que hace crecer a un emprendimiento tecnológico puro, entonces ahí si esa persona podría ser llamada “Growth Hacker”.
    No hay que olvidarse que los SEOs (me incluyo) son Growth Hackers también.

    Saludos,
    Iván

    • Juan Uceda   •     Author

      Hola Iván,
      Conozco muchos casos de SEOs que son muy buenos posicionando webs pero que a la hora de la conversión patinan bastante. Es importante conseguir visitas a una web (de hecho yo lo considero lo más importante), pero también es importante que estas visitas se rentabilizan. Tal vez la figura del Growth Hacker consiga rentabilizar estas visitas de una forma más efectiva que un SEO.
      Personalmente creo que un Growth Hacker tiene que saber de SEO ya que se busca la figura de un todoterreno en el mkt digital.
      Pero vamos, es mi opinión y lo que buscaría en el caso de que tuviera dinero para contratar a alguien con este perfil. Opiniones habrá varias 😉

      Un saludo y gracias por tu comentario!

  5. Pingback: 2 técnicas Growth Hacking para aplicar en tu negocio online

  6. Pingback: Técnica Growth Hacking: Haz que tus usuarios trabajen por ti

  7. Pingback: Técnicas Growth Hacking para un micronicho

  8. Pingback: Growth Hacking: Herramientas y definició...

  9. Pingback: 10 hábitos que te convertirán en un Growth Hacker

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *