¿Por qué es tan importante el UX en ecommerce?

A estas alturas todos deberíais saber ya en qué consiste el UX (Experiencia de usuario) o por lo menos haber oído hablar de ello.

En este post queremos enseñarte las claves de una buena experiencia de usuario en tu tienda online, independientemente del software ecommerce que utilices.

Vamos a explicarte por qué es esencial diseñar una página web dirigida a ventas teniendo en cuenta todos los factores que influyen en la experiencia de compra online.

 

La experiencia de usuario y el ecommerce

Cada vez que vamos a realizar una compra son varios los factores que influyen en la misma. Factores de los cuales no somos conscientes la mayoría de las veces pero que están cuidadosamente pensados y colocados para influir en tu proceso de decisión y compra.

Esto ocurre cuando entras a una gran superficie donde la experiencia de usuario está medida al milímetro para hacer que el cliente pase por todas o el máximo de secciones de su tienda pero sin tardar mucho y sin dar pie a que se pierda o desoriente.

En una página web ocurre lo mismo que cuando entras a una tienda física por la puerta, son muchos o casi infinitos los diferentes recorridos que puedes realizar.

Si no hay ningún tipo de señalización que te ayude a encontrar fácilmente lo que estás buscando es muy probable que acabes frustrándote y abandonando tu compra o, en el mejor de los casos, acabas comprando algo pero tu grado de satisfacción no va a ser pleno.

Y todos sabemos lo importante que es conseguir que el cliente tenga una perfecta experiencia durante  en el proceso de compra para la fidelización del mismo o para convertirlo en prescriptor de nuestra marca.

 

Si es tan sencillo de entender este concepto en una tienda física también debemos entender la importancia de cuidar la experiencia de usuario del cliente que entra a nuestra tienda online.

El principio del UX es el mismo, conseguir que encuentre lo que quiere, de manera rápida y sencilla. Con la diferencia de que abandonar la tienda online cuesta infinitamente menos que en la física. Un clic y has perdido un potencial cliente.

Además, debemos contar con que, durante un proceso de compra online, no tenemos a ninguna persona que nos guíe y ayude a encontrar exactamente lo que estamos buscando. Esta ausencia de contacto humano, sumado a la imposibilidad de ver y tocar el objeto que vamos a comprar, hace que nuestra tolerancia a la frustración sea mucho menor que en una tienda física donde siempre va a haber alguien para ayudarnos.

Aquí es donde entra en juego el UX que nos va a permitir hacer que ese proceso de compra sea lo más rápido e intuitivo posible en una plataforma que nos genere confianza y seguridad.

 

Consejos para mejorar la experiencia de usuario en tu ecommerce

A continuación os damos una serie de pautas-consejos para mejorar la experiencia de usuario de los visitantes de tu ecommerce. Bien es cierto que hay una gran variedad de tipos de tiendas online. Sin ir mas lejos, dependiendo de la naturaleza del producto, habrá que tener más o menos en cuenta ciertos elementos a la hora de hacer un diseño UX.

De momento vamos a centrarnos en las pautas básicas que consideramos que toda tienda online, independientemente de su naturaleza, deben seguir.

 

1. Crea y diseña tu página PARA tus clientes

Esto puede parecer una obviedad pero nuestra experiencia nos dice que, cuando un cliente nos pide que le hagamos una página web suele pecar de querer algo que a él le gusta sin hacer el ejercicio de ponerse en el lugar de sus potenciales clientes e intentar imaginar qué es lo que éstos esperan de una web.

De ahí la importancia que haya alguien que sepa y entienda cómo interactúan los compradores durante el proceso de compra para así construir la tienda en base a ello. Por eso si somos los dueños de la web debemos evitar caer en la tentación de poner lo que nosotros creemos que es lo mejor, ya que probablemente caigamos en la tentación de saturar de información al usuario.

Lo ideal es hacer un estudio previo de UX y un análisis exhaustivo sobre nuestro público objetivo. A partir de ahí y siguiendo los siguientes consejos, conseguiremos construir una tienda online con una buena experiencia de usuario.

 

2. Ante todo, una navegación intuitiva

Para llegar a concretar una compra, el usuario necesita haber podido navegar fácilmente por nuestra web. Es crucial que pueda encontrar los productos o información que busca sin mayor esfuerzo.

Como comentaba en el artículo sobre cómo mejorar el tiempo de carga de una web, vivimos en una era de lo instantáneo, donde lo queremos todo aquí, ahora y fácil. De lo contrario, abandonamos.

Por eso es importante que el usuario no llegue a desesperarse por no encontrar lo que busca puesto que va a suponer perder una venta y, en el peor de los casos estar tirando el dinero si estamos invirtiendo en Facebook Ads o Adwords. 

El usuario debe de saber en todo momento dónde se encuentra. Una de las técnicas que más se emplea es la utilización de “breadcrumbs”, migas de pan en castellano. Consiste en indicar la posición de la página en la que nos encontramos respecto a la jerarquía de navegación de la misma.

Es decir, si tenemos una tienda online con varias categorías que se van subdividiendo, hacemos ver en todo momento al usuario en qué grado se encuentra de subcategorías mediante un árbol lateral o superior.

 

3. Haz que el usuario se sienta seguro en tu página

La confianza es uno de los factores que más influyen para que se produzca una conversión. Son varios los elementos que contribuyen a generar seguridad y confianza en nuestros clientes y no debemos pasarlos por alto.

  • Usar el Protocolo de transferencia de hipertexto seguro (HTTPS).
  • Poner opiniones-reseñas de clientes verificados.
  • Informar de forma clara sobre las formas y posibilidades de pago así como la política de cambio o devolución.
  • Pon un teléfono de contacto a la vista, esto genera mucha confianza y ayuda a subsanar esa carencia humana en la compra online.
  • Si no podemos hacer esto por lo que sea, por lo menos implanta un ChatBot en tu web. Aunque no sea una persona real sí que puede facilitarnos rápidamente información que no estamos consiguiendo encontrar en la web.

 

4. Asegurate de que el contenido de tu página es perfecto y que carga rápido

A estas alturas de la película parece casi una obviedad y muchos os sentiréis hasta ofendidos porque insistamos en la importancia de la calidad y originalidad de las fotos y videos que metáis en vuestra landing o en la ficha de cada producto.

Un buen ejemplo de fichas de producto de calidad es la tienda de Harry’s. Nos encanta, no dejéis de echarle un ojo.

Estamos empezando a ver GIFS y cinemagraphs en tiendas online. Consiguen hacer menos estática la ficha de producto y están funcionando bastante bien por lo que me cuentan , ¿significa esto que debemos añadir uno sí o sí al nuestro?

No tiene por qué, depende del tipo de producto que vendas por supuesto. Estamos muy a favor de utilizar recursos diferentes pero siempre y cuando vayan acorde a nuestro estilo y diseño. No debemos caer en usar un recurso solo porque “nos mola” o porque lo hemos visto en varias páginas.

Lo que sí que es vital es cuidar la calidad del contenido que subamos, sea cual sea su formato. Eso sí, optimizando correctamente todas y cada una de las imágenes o vídeos para evitar que el tiempo de carga de nuestra web se dispare. En cuyo caso dará igual que nuestro contenido sea precioso ya que el usuario habrá abandonado antes de tiempo.

Si no sabes cómo optimizar el contenido de tu web para que cargue rápido, ¡echa un vistazo al artículo que escribimos el otro día con consejos para hacer que vaya como un tiro!

Esto es un punto esencial para una buena experiencia de usuario además de que Google tiene muy en en cuenta el tiempo de carga de tu página a la hora de asignarte un puesto en su ranking SEO penalizando muy duro a aquellas webs con tiempos de carga demasiado altos.

 

5. Menos es más, elimina todo lo que pueda despistar de la compra a tu potencial cliente

Partimos de la base de que el usuario que acaba en nuestra tienda online es porque tiene intención de comprar, o como poco de informarse sobre alguno de nuestros productos. Cuanto más desorden haya en nuestra web, más probabilidades habrá de que abandone su compra o búsqueda. 

Como decíamos arriba, está muy bien introducir elementos diferentes como animaciones o videos pero sin pasarse, manteniendo siempre y aspecto limpio y sencillo. No metáis más de un video por página, no saturéis de GIFS o cinemagraphs por todas partes tampoco.

Es importante también crear una buena estructura de páginas de categorías claras y bien segmentadas. Además, debemos hacer que el usuario siempre sepa en qué categoría o sección de nuestra tienda se encuentra como decíamos más arriba. Cuanto menos hagamos dudar o buscar a nuestros potenciales clientes, mejor. La compra debe de ser lo más intuitiva posible.

Los colores y tipografías que vayamos a emplear son muy importantes también de cara a crear una buena experiencia de usuario. Seguro que muchos ya habéis leído mucho sobre la psicología de los colores y tipografías.

Aquí, de nuevo, lo ideal es no excederse en mezclar muchos colores y mantener un aspecto limpio y agradable.

En cuanto a la tipografía la regla de oro es utilizar tipos de letra simples y fácilmente legibles. A nosotros nos gusta mucho utilizar fuentes tipo Sans-serif y recomendamos no utilizar más de tres tamaños diferentes. El ejemplo de arriba de la tienda de Iconic es un gran ejemplo de esto que comentamos.

Otro diseño que nos gusta mucho y que cumple con estas directrices es la página de la tienda Ayr. Con un diseño muy limpio y minimalista, imágenes muy cuidadas y bonitas y una navegación tremendamente sencilla.

 

Como veis, el uso moderado de colores, un diseño minimalista y flat hacen que la página sea super limpia e intuitiva. Además de contar con fotografías de producto de gran calidad

 

6. Asegurate de que tu página es responsive

Es esencial que tu tienda online sea compatible con dispositivos móviles. Creo que ya todos sabemos que en 2018 no hay ninguna página web cuyas visitas a través de PC sean mayores que las mobile.

Lo ideal es que nuestra web sea responsive y se adaptapte, independientemente del contenido y estructura de la misma, a cualquier dispositivo.


Es muy importante que todo el contenido de nuestra página se muestre en la ventana sea cual sea el tamaño, sin que aparezcan las molestas barras de desplazamiento.

 

Conclusión

Una buena optimización de tu página web hacia una mejor experiencia de usuario va a conseguir que aumentes significativamente tu casa de conversión. Recuerda, ¡SIMPLE e INTUITIVO siempre!

En resumidas cuentas, sigue estas premisas y verás como tu tasa de conversión aumenta:

  • Asegurate que tu web es mobile friendly con diseño responsive.
  • Diseño sencillo, flat e intuitivo.
  • Estructura de secciones bien organizada e intuitiva.
  • Contenido de calidad excelente (fotos, video, cinemagraph, etc).

Como decía al principio del artículo, cada tienda online es un mundo. No es lo mismo vender caramelos, que ropa interior o un coche. De ahí la importancia de realizar un estudio exhaustivo sobre nuestro público y, a partir de ahí, aplicar todos estos consejos que os hemos dado.

Espero que os sirva de ayuda esta pequeña guía y, ya sabéis, aquí estaré esperándoos en los comentarios para cualquier duda o sugerencia que os surja.

Fer Díaz

Social Media Manager en República Coconut. Odio las baldosas sueltas que salpican agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *